martes

18

December

2018


Actualidad, Arte y Cultura, Bandas, Artístas y Djs, Music News, Rumba News

Vicente García: el merengue desde otra orilla.

Vicente García: el merengue desde otra orilla.

Vicente Luis García Guillén es un compositor, músico y cantante, presentó hace unas semanas la canción “Loma de cayenas” al lado de Juan Luis Guerra, ¿cuál fue la idea inicial con esta canción?

Loma de cayenas la compuse en Bogotá. La hice con Ricardo Muñoz, el pianista y director de mi banda. La parte melódica salió en una sola tocada, aunque en la letra sí me demoré más.

¿Cómo se vinculó Juan Luis Guerra a la canción?

Le presenté a Juan Luis Guerra cuatro merengues, entre ellos Loma de cayenas, y lo escogió porque creo que es un punto medio entre lo que es él y lo que soy yo. Hicimos la parte de arreglos en Santo Domingo y él se encargó de los arreglos de los saxofones. Fue un proceso muy lindo, porque siempre había querido grabar con Juan Luis Guerra, pero nunca pensé que tuviera su voz cantando una de mis letras. Para mí fue como volver a la infancia y cumplir un sueño.

¿Cree que alguna canción de Juan Luis Guerra se parece a “Loma de cayenas”?

Más que una canción, me parece que Loma de cayenas se parece a un momento en la historia artística de Juan Luis Guerra. Para mí es justo la época de los trabajos discográficos Fogaraté y Areíto, que son mis álbumes favoritos de Guerra. Creo que ambos discos tienen mucho de esa sonoridad.

¿Su tercer disco estará dedicado al merengue por completo?

Del álbum, que saldrá publicado a principios de 2019, puedo decir que voy a trabajar el merengue desde distintas perspectivas, pero también pienso incorporar bachatas y tengo, por ejemplo, una canción a piano y voz.

Ha hecho álbumes más inclinados hacia la bachata y más nostálgicos, ¿cómo ha sido la presencia del merengue en su trabajo musical?

El hecho de hacer merengue para mi tercer trabajo musical responde a una evolución natural. Sin darme cuenta he tenido un recorrido particular, porque comencé con Melodrama, con el que me lancé a hacer música dominicana con la bachata y el bolero. En el segundo registro, A la mar, tuve un proceso de inmersión, porque hice una profundización en el folclor tratando de mirar el ancestro afro de los sonidos tradicionales de República Dominicana. En esa búsqueda me topé con patrones del merengue que empezaron a hablarme al oído todo el tiempo y supe que tenía una deuda grande con el género. Hoy puedo decir que me encontré en el merengue.

Juan Luis Guerra dijo en alguna oportunidad que en cada disco trata de incluir una canción de las que él llama “de autor”. ¿En su caso es similar?

Claro. Incluso creo que eso es lo que diferencia el trabajo de Juan Luis Guerra de los otros merengueros. Alguien del género tradicional no tiene ningún problema en lanzar 12 canciones con el mismo estilo, pero en este artista la situación es distinta y uno puede encontrar en un disco suyo tres merengues, dos bachatas, un blues, un son y otro tema de corte más experimental. A mí también me gusta el trabajo de experimentación para apreciar la música tropical desde otras propuestas.

¿Otros artistas no vinculados al merengue de manera oficial también lo han inspirado en su carrera?

Claro que sí. De hecho, en este disco que voy a sacar tomé la decisión de incluir referentes del jazz que son poco conocidos. A mí me gustan las conexiones entre la música, porque eso me da ideas y rutas para trabajar en mis composiciones.

¿Para usted el merengue ha perdido algo su identidad?

En un momento perdió su identidad, porque lo que hacían las grandes orquestas era tomar las canciones de balada de la época y a esas letras les incorporaban una pista de bajo merenguero y listo. Ese fenómeno detuvo al merengue y lo hace, incluso hoy día, ver como un estilo de la década del 90. Además de la música, faltaban historias actuales, pero ahora surgió en República Dominicana un movimiento que intenta abrazar el merengue desde otra orilla.

¿Cuál es la actualidad del merengue?

Los jóvenes dominicanos están haciendo un merengue muy apegado al merengue de orquesta de la década del 90. Gabriel, una de las nuevas figuras del género, se dedica a esa exploración. En este momento hay una corriente que está explorando lo que se denomina el numerengue, que intenta salirse de los estereotipos del estilo. Hay mucha fusión con jazz y con bossa nova.

Fuente: elespectador.com

+ Info:elespectador.com

Eventos para el mes