martes

18

September

2018


Actualidad, Arte y Cultura, Bandas, Artístas y Djs, Music News, Rumba News

Nagzary cambia de sonido, pero no de esencia

Nagzary cambia de sonido, pero no de esencia

¿Por qué se lanza a la aventura con esta canción? 

Sueña es el resultado de un proyecto de más de dos años. Yo siempre he cantado baladas y música llanera, pero desde hace cinco me reuní con mi familia para establecer qué era lo que quería hacer con mi carrera musical. La parte final de esta búsqueda consistió en establecer un sonido novedoso y una nueva imagen. Con este tema yo quería decir: “cambié el rumbo de mi carrera, pero sigo teniendo mi raíz y por eso no desaparece el arpa”. 

¿Cuándo compuso “Sueña” y por qué?

Esta canción la compuse el año pasado y habla totalmente sobre el amor y la ilusión. Ahí abordo la creencia en el amor, pero no solamente hago referencia al sentimiento por una pareja. En Sueña digo: “Ámame y déjalo todo”, y esa es la máxima prueba de compromiso. He recibido muchos mensajes en mis redes de gente que se identifica con la canción. El tema fue grabado en el estudio de Árbol Naranja y el video fue grabado en Cali. Hoy día creo que Sueña, más que una canción, es una decisión de vida.

Pero no lanzó “Sueña” únicamente. Su proyecto inicial incluye otras canciones, ¿cómo es esto?

Así es. El primer experimento que hice fue partiendo de una canción llanera llamada Corazón de fantasía, que la grabé en ritmo de balada. Después compuse Sueña y Mi nueva verdad, con las que llegué al sonido que quería y quedé muy feliz con el contenido.

¿Cómo comenzó en la música?

Yo empecé a cantar a los siete años para complacer a mi abuelo con una canción, que nunca le pude cantar porque murió a los pocos días. Después canté en una novena y un maestro de la música llanera les dijo a mis padres: “su hija tiene madera, apóyenla”. Me llevaron a una academia y ahí yo vi un arpa y me enamoré del instrumento.

 Ahora que hace su aproximación a otro tipo de música, ¿qué extraña del folclor llanero?

Extraño algunos sonidos del folclor, pero puedo decir que lo que más me hace falta es el joropo. Por eso tengo mucha ansiedad por poder incluir algo de zapateo en mis nuevas canciones. Nunca voy a dejar la música llanera, porque es imposible abandonar algo que uno lleva en las venas.

¿A cuáles exponentes femeninos de la música llanera admira?

 En Colombia están Nancy Vargas, Virginia Rocha y Lady Lara, mientras que en Venezuela puedo mencionar a Scarlett Linares. Recuerdo que cuando comencé, pertenecía a una pequeña ola de niñas que nos dedicábamos a la música llanera.

Usted es arquitecta también, ¿en qué se parecen la arquitectura y la música?

En ambas se construyen proyectos, se elaboran maquetas y todo comienza con un concepto. Ahora, en ninguna se debe tener un mismo esquema y plantear una rutina robótica, porque lo importante es sorprender a quienes escuchan nuestra música.

¿Por qué no estudió música?

Yo quería estudiar una carrera que tuviera que ver con el arte y creo que los arquitectos son artistas completamente. Esa profesión hizo que yo estructurara mi vida y la construyera por peldaños. Hoy puedo decir que la arquitecta es la jefa de la cantante.

¿Es fácil incorporar en su nueva propuesta el sonido del arpa?

Ha sido muy fácil incorporar el arpa a mi sonido. Se trata de un instrumento universal que quiero llevar a los conciertos y que tenga una presencia jerárquica en el show. Con el arpa se puede realizar cualquier sonido, porque tiene 32 cuerdas y le da una amplitud sonora muy interesante. 

¿Qué proyectos tiene?

Voy a seguir de promoción con Sueña y tengo una gira extensa por el Llano.

 

Fuente: elespectador.com

+ Info:elespectador.com

Eventos para el mes