martes

21

octubre

2014


Sin previsión, la muerte puede salir más costosa

Sin previsión, la muerte puede salir más costosa

En el país predomina la falta de planeación frente a los fallecimientos y no se tiene presente los amparos para evitar más traumas financieros.

Para algunos, hablar de la muerte es de mal agüero; y para otros, en lo que hay que pensar es en la alegría de estar vivos. Sin embargo, de lo único de lo que se puede estar completamente seguro es que en algún momento todos vamos a morir y es mejor estar preparados. Bien lo dice la frase de Benjamin Franklin, a modo de epílogo: Lo único seguro en la vida es la muerte y los impuestos.

Entre los jóvenes ha crecido cada vez más la preferencia por la cremación sobre la inhumación y de hecho se estima que en un futuro cercano al menos 70% de los colombianos se inclinará por esta opción.

No obstante, lo cierto es que todavía en Colombia las personas prefieren un entierro convencional. Según cifras reveladas a comienzos de 2012 por el Comité Nacional de Funerarias y Parques Cementerios de Fenalco, de 181.000 servicios fúnebres que se registran anualmente en el país, solo son cremaciones el 22% de ellos, es decir menos de 40.000.

De acuerdo con cifras del cementerio Jardines de Paz en Bogotá, un servicio funerario puede costar entre $4,4 millones si la persona no ha fallecido aún y el cuerpo se velará en la zona sur o céntrica de la ciudad y $7,9 millones si el servicio hay que prestarlo de forma inmediata y en una funeraria de ‘alta gama’.

A su vez, Los Olivos maneja una oferta de servicios similar, aunque si se utiliza su parque cementerio para la inhumación o la cremación, el costo puede reducirse a $4.714.400 si se utiliza la primera opción, o a $6.476.000 en la segunda.

Sin embargo, en el mercado existen varias opciones para estar preparado y los seguros exequiales son el método más económico disponible. Y es que como explica el director de la Cámara de Vida de Fasecolda, Armando Zarruk, la importancia de contar con un seguro exequial radica en su alto impacto social, porque ayuda a mitigar las preocupaciones económicas en el momento de un dolor profundo como la pérdida de un ser querido.

Actualmente, de acuerdo con Fasecolda, hay diez compañías autorizadas por la Superintendencia Financiera para ofrecer seguros exequiales: BBVA Seguros, Bolívar, Colmena, Liberty, Mapfre, Global, ACE, Suramericana,  RSA y Solidaria  aunque algunas que no tienen la autorización directa los ofrecen por medio de alianzas con otras.

El servicio también es ofrecido a través de convenios, por ejemplo con Codensa o con almacenes de retail como Falabella.

Tener un seguro exequial que lo cubra a usted y hasta a cuatro personas del núcleo familiar le cuesta un mínimo de $10.000 mensuales. Las pólizas permiten tener hasta diez personas de la misma familia en la póliza, con un costo adicional por mes de $2000 por cada uno de ellos.

De acuerdo con la normatividad de Liberty, que es muy similar a la de las otras compañías, al tomar el seguro este empezará a cubrir al grupo familiar, en caso de accidente, a las 24 horas siguientes de emitida.

En caso de enfermedad, la vigencia del amparo empezará a operar a partir del día 46, con excepción de que el fallecimiento se dé por las denominadas enfermedades raras. El tomador no podrá ser mayor de 70 años al momento de adquirirla, y en caso de asegurar a sus hermanos, estos no pueden superar los 40 años.


 

+ Info:publimetro.com.mx

Eventos para el mes