miércoles

19

September

2018


Por ser extremadamente sexy, una mujer perdió su empleo en una sucursal de Citibank de Nueva York

Por ser extremadamente sexy, una mujer perdió su empleo en una sucursal de Citibank de Nueva York Sus curvas llamaban demasiado la atención. Ella demandó por discriminación de género.
En esta época de crisis económica, se han vuelto normales los despidos por restructuración o falta de presupuesto. Sin embargo, Debrahlee Lorenzana, una neoyorquina de 33 años, habría sido despedida de una filial del Citibank en Manhattan porque sus curvas la hacían lucir demasiado sexy durante su jornada laboral.
La historia de Lorenzana, de madre puertorriqueña y padre italiano, arrancó cuando empezó a trabajar en el banco en septiembre del 2008. Desde ese momento, según ella, fue víctima de "comentarios sexistas e inapropiados" por parte de sus compañeros hombres.
Y aunque su ropa era similar a la de muchas de sus compañeras: faldas a la rodilla, sacos cuello tortuga y sastres ceñidos, sus jefes hombres le recomendaron cambiar un poco su vestuario y usar ropa más suelta.
Cuando la joven argumentó que algunas colegas también vestían las mismas prendas, le dijeron que sus cuerpos eran diferentes del de ella y que el suyo llamaba demasiado la atención.
Desesperada con la situación, pidió el traslado a otra sucursal bancaria en mayo del 2009. Dos meses más tarde se lo concedieron, aunque un mes después, en agosto, fue despedida aduciendo escaso rendimiento laboral.
El despido:
En noviembre del 2009 la curvilínea mujer decidió demandar al banco por pérdida de ingresos y el estrés que le causó el despido, alegando discriminación por género.
"Ella fue castigada porque sus jefes hombres no pudieron manejar su libido", dijo su abogado, Jack Tukner.
Por su parte Natalie Ripper, la portavoz del Citibank declaró: "Nosotros estamos confiados en que cuando todos los hechos y la documentación sean presentados, la demanda será desestimada".
Al darse a conocer la historia, tras aparecer en la portada de 'The Village Voice', una revista de Nueva York, los medios han recogido diversas opiniones, desde los ex clientes de Lorenzana, que caminaban cuadras extras solamente para ir a verla al banco, hasta las de sus ex compañeras que la acusan de haber planeado todo.
"Ella venía al trabajo usando ropa de diseñadores caros, que mostraba su cuerpo, cuando todas las demás usábamos ropa normal de trabajo", dijo una de las cajeras del banco. "Ella sabía como lucía y usaba esto para sacarle provecho".
La historia se ha vuelto tan popular en la Gran Manzana, que CBS hizo un sondeo en line y el 48 por ciento de los que la respondieron dijeron que el Citibank debería haberla dejado usar la ropa que ella quisiera.
La historia de una banquera sexy en Nueva York no es nueva. Al menos cinco ejecutivas han tenido problemas últimamente con sus trabajos por cuenta de sus cuerpos y la ropa que usan.
Por lo pronto, Lorenzana, que está trabajando en otro banco, se ha vuelto famosa y sigue usando su misma ropa, ha declarado que espera que el Citi aprenda una lección y no discrimine a nadie; simplemente, que deje hacer a sus empleados su trabajo.

ANA MARIA JARAMILLO
Especial para EL TIEMPO
MIAMI

El caso de Debrahlee Lorenzana fue dado a conocer por la revista 'The Village Voice', que la tuvo en su portada. Al igual que sus compañeras de trabajo, ella usaba faldas a la rodilla, sacos y sastres.

Eventos para el mes